Bosque de Acer Palmatum Deshojo

La pasada semana, a petición de algunos alumnos, decidí hacer un bosque de Acer.

Valorando las posibilidades, decidí utilizar como base una laja curvada que tenía por el almacén y nos daría la posibilidad de hacer algo diferente.



El primer problema fue que los árboles a utilizar eran todos de una altura muy similar. Si disponíamos en el jardín de más de 70, todos eran similares en altura. Con lo cual, para conseguir un ápice y un vértice para la triangularidad de la composición, se me ocurrió utilizar una kurama puesta al revés como punto elevado de la composición.


Tras elegir la kurama más adecuada, la pegué a la laja con resina de dos componentes, y una vez seca, empezamos a añadir más agujeros de drenaje, poner rejillas y poner alambres para la sujeción de los árboles.

El siguiente paso sería aplicar con keto una estructura a modo de contención para sujetar el sustrato.


Seguidamente, empezamos a ubicar los elementos de la composición, no sin antes, hacer varias pruebas con los diferentes ejemplares.



Una vez bien fijados todos los árboles, empezamos a rellenar con sustrato, palillear y consolidar el keto con el sustrato.


Ya sólo nos faltaba agregar musgo sobre el keto y algo de poda para integrar bien todos los árboles.


Finalmente, el resultado fue bastante bueno, y el taller, impresionantemente ameno y agradable, con la colaboración de los alumnos y de alguna lechuza inesperada.


*Actualización: Pasados 5 días del taller, los Acer están empezando a brotar. Cuando estén totalmente brotados, pondremos alguna foto.

Comentarios